Preguntas Frecuentes

¿Por qué es importante seguir hablando de VIH?

¿Qué es el VIH?

La infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) tipo 1 y/o tipo 2, se caracteriza por el deterioro progresivo del sistema inmune y, clínicamente, por una infección asintomática o poco sintomática durante un período variable de hasta alrededor de 8 años (actualmente se considera de 10 años), debido al equilibrio entre la replicación viral y la respuesta inmunológica del paciente. Posteriormente, se rompe este equilibrio aumentando la carga viral y deteriorándose la función inmune, lo que permite la aparición de diversas infecciones, clásicas y oportunistas, y tumores con lo que se llega a la etapa de SIDA.
Se ha identificado el VIH-1 y el VIH-2, los cuales comparten propiedades epidemiológicas, pero desde el punto de vista serológico y geográfico son relativamente diferentes. Al parecer, la patogenicidad (capacidad de producir la enfermedad) del VIH-2 es menor a la del VIH-1.

¿Por qué aún no tiene cura?

El VIH tiene características distintas a otros virus que podríamos adquirir en nuestra vida, estas características lo hacen ser una compleja infección. Dentro de estos factores se encuentra su enzima TI (Transcriptasa Inversa), que le entrega la capacidad de replicarse de manera distinta a otros virus y a costa de la célula en que se encuentra huésped. Por otro lado, en su ciclo vital se encuentra dividido por 2 fases: virión y provirus, lo que le permite que en la integración en el genoma huésped pase por prolongados periodos asintomáticos (o de latencia), mientras se replica. Y, por último, posee gran diversidad genética y un genoma muy complejo, lo que hace difícil encontrar una cura al mutar fácilmente.

FASES DEL VIRUS:
-    FASE DE LATENCIA: En esta fase el VIH evade la respuesta inmune a través de la  variabilidad antigénica  y el permanecer en reservorios (células huésped) infectados; esta última es representativa  de la fase, ya que la célula infectada no expresa antígenos virales en su superficie, por lo que el sistema inmune de nuestro cuerpo no la ataca.
-    PROCESO DE LATENCIA – ACTIVACIÓN: Corresponde a la fase en que comienza a ocurrir la destrucción de linfocitos (células de nuestro sistema inmune), gracias a la activación masiva del virus y la liberación de viriones maduros desde las células.
-    Existen modelos matemáticos que demuestran que el VIH destruye alrededor de 108 linfocitos CD4+ al día, lo que corresponde al 1% del total de linfocitos T del organismo.
-    FASE DE ACTIVACIÓN DEL SISTEMA INMUNE: En ella, nuestro sistema inmune deja su etapa pasiva y comienza a atacar el virus, al activarse con la liberación del virus.

¿Cómo se va desarrollando la enfermedad por VIH?

Un 40-90 % de los pacientes que adquieren VIH tienen, en un plazo de 2 a 6 semanas, manifestaciones clínicas diversas que en su conjunto se denominan síndrome retroviral agudo.
Los pacientes infectados se pueden clasificar en diferentes categorías clínicas con base en sus niveles de linfocitos CD4 (células fundamentales para el sistema inmune) y las manifestaciones clínicas asociadas. La categoría A incluye individuos seropositivos asintomáticos, la categoría B incluye individuos con infecciones oportunistas y la categoría C, así como los A3 y B3 son casos de SIDA.


Epidemiología Mundial de VIH

El número total de personas que viven con VIH ha aumentado un 17% en relación al 2001, año en el que se cree que la epidemia alcanzó su punto máximo a nivel mundial, y representa la cifra más elevada hasta el momento, lo que se traduce en 34,2 millones de personas infectadas.  El número de nuevas infecciones en el año 2011 se estima fue de 2,5 millones, correspondiendo el 97% de los casos a personas de países de ingresos bajos y medios. El 86% de ellas fue en adultos, de los cuales 47% son mujeres y 41% jóvenes entre 15 y 24 años.

¿Qué pasa en América latina con el VIH?

La epidemia en esta región es estable, permaneciendo en los últimos años, en 100.000 nuevas infecciones por año, sin embargo, el número total de personas que viven con el VIH ha seguido aumentando hasta un estimado de 1,4 millones en 2011, desde 1,1 millones en 2001, debido mayormente a la disponibilidad del tratamiento antirretroviral, que tiene una cobertura aproximada de 70% en la región de las Américas .

Epidemiología en Chile

La epidemia de VIH-SIDA se inició en 1984, con la detección de 6 casos, provenientes de las regiones de Valparaíso, Bío-Bío y Metropolitana. En 1985, la Región Metropolitana notificó la primera mujer en el país.  Desde 1984 hasta el 2010, tanto la tasa de casos notificados de SIDA como de VIH, han ido en aumento.